Menu

En pocas palabras…

 

(¿qué estás escribiendo actualmente, Pilar Ana?)

 

 

No, pero él no quería otras, y consideró que si había perdido a Irina, el contrato con el Diablo estaba roto, y huyó hacia los Montes Urales, frontera natural entre Europa y Asia. No llegaron a pasar dos semanas de su desaparición, hasta que hallaron al pobre Alexander muerto en su propia tienda de campaña…

Se dijo que había luchado con un oso pardo, que le había arrancado un brazo y le había propinado varios golpes al querer defenderse; y cuando pudo volver a su tienda para reponerse, ya había perdido mucha sangre, falleciendo antes de poder pedir ayuda a nadie.