Menu

En pocas palabras…

 

(¿qué estás escribiendo ahora, Pilar Ana?)

 

 

Y continuaba, pero justo cuando llegué a la parte de la enfermera que creo que era la que más me iba a interesar, oí un ruido como de cerradura desentrañándose.

Perfectamente, podría ser Oliver que hubiera regresado, mientras yo estaba tan enfrascada en aquel manuscrito siniestro…